En el Contexto del COVID 19 ¿Es una opción estudiar de manera virtual?

Desde octubre del 2019 hemos visto que las clases online se han transformado en una alternativa viable para que los estudiantes que se forman de manera presencial puedan continuar sus procesos académicos estudiado a distancia. Hoy, en 2021, el IGS hemos equipado salas de clase en todas nuestras sedes para que los estudiantes puedan asistir a sus clases con los aforos requeridos y cumpliendo con las normas de seguridad que la autoridad indica.

Estas clases, que llamamos “hibridas”, permiten a un número reducido de estudiantes asistir de manera presencial  o participar a distancia según sea su necesidad.

Aunque en Chile, con la contingencia sanitaria, apareció casi de manera sorpresiva la incorporación de los entornos virtuales de aprendizaje en la formación presencial, esto no es tan así. Estudiar a distancia nace hace años, frente a las nuevas necesidades de comunicación, el acceso a la información y la democratización del conocimiento.

En educación superior, tiene sus inicios para dar respuesta a las nuevas competencias laborales exigidas en esta cuarta revolución industrial.

Lo rápido que las instituciones tuvieron que adaptarse y los errores en la implementación, no ayudaron para derribar el mito de que estudiar presencial es de mejor calidad que estudiar virtual. Sin embargo, especialistas señalan que los estándares para lapresencialidad y la virtualidad deben ser uno solo, pues finalmente la modalidad es solo uno de los factores que intervienen en el proceso de enseñanza aprendizaje.

Ahora bien, es normal tener desconfianza de la modalidad, puesto que durante 12 años aprendiste bajo modelos donde todo el proceso de aprendizaje giraba en torno al profesor y al conocimiento. Además, históricamente, se reconoce a la educación superior como un modelo “catedrático” donde el Docente es el responsable de reproducir y transmitir contenido.

Pero ¿Sabías que en esta forma de aprendizaje solo eres capaz de recordar el 10% a las dos semanas? Así es, desde hace décadas se reconoce que para un buen aprendizaje es importante “hacer”, “participar”, “actuar en consecuencia”, que la enseñanza no es el centro del proceso de formación, sino que es un medio para que el aprendiente logre sus objetivos y competencias.

Estudiar online, no es más fácil, pues va más allá de encontrar información estática dentro de una web (repositorio) implica que la plataforma debe permitir al estudiante interactuar con el conocimiento, con su grupo, el docente y, lo más difícil, crear y diseñar productos evaluables donde se demuestren las habilidades adquiridas, todo eso apoyado en recursos tecnológicos muchas veces desconocidos por el estudiante.

En síntesis, el uso de las plataformas virtuales y de las clases online en la enseñanza superior aporta múltiples ventajas: mejora de la calidad docente, observadas en la conectividad desde áreas remotas, la flexibilidad en tiempo de respuestas o retroalimentación y un espacio más democrático para el desarrollo de las actividades de enseñanza‐aprendizaje .

Ventajas del uso de Ambientes virtuales en clases presenciales:

  • Los procesos de formación es la eliminación de las barreras espaciotemporales a las que se ha visto condicionada la enseñanza presencial.
  • Supone un incremento de la capacidad decisional del  estudiantado sobre su proceso de aprendizaje, al contar con mayores posibilidades para seleccionar y organizar su  aprendizaje.
  • Las clases online favorecen e incrementan los flujos de información y la colaboración más allá de los límites físicos y académicos que la institución supone.
  • Mejoran la comunicación entre alumnos, favoreciendo el aprendizaje cooperativo al facilitar la organización de actividades grupales

Como verás cuando se quiere ser un profesional estudiar online es una alternativa viable, sobre todo cuando hay otras variables en el análisis como hoy en día. 

La virtualidad no reemplaza a la sala de clases o a tener a un profesor frente a frente, pero claramente la complementa y la enriquece, por lo tanto, es una buena medida para quienes deben iniciar su proceso académico en estos contextos.

 

Fuentes: 

Un nuevo escenario en la educación superior en América latina: la educación virtual. Claudio Rama, 2003  Link

Entornos virtuales de aprendizaje. Consuelo Belloch. 2012 link

Ventajas del uso de las Tics en el proceso de enseñanza- aprendizaje desde la óptica de los docentes universitarios españoles. Carlos ferro Soto y otros. 2009 link