¿Qué hacer para enfrentar la PSU?

10 acciones que te pueden ayudar a bajar la ansiedad del momento

Queda un poco más de un mes para rendir la PSU, independiente de tu edad y situación van apareciendo ciertas conductas que se asocian al estrés propio de este momento, alguno de ellos son cambios en el sueño (cuesta mucho comenzar a quedarse dormidos y conciliar el sueño); cambios en el apetito, síntomas físicos como dolor de cabeza, de estómago, de cuerpo, náuseas o vómitos. Y otros de carácter más social como: aislamiento,inestabilidad emocional o irritabilidad.Y a todo eso, se le suman contactos con altos niveles de presión implícita o explícita: expectativas propias, de los padres, amigos y compañeros.

Lo bueno de eso es que si logramos identificar estos “síntomas” podemos hacer algo al respecto para enfrentar de manera tranquila este mes. Por eso te dejamos algunos consejos útiles para ese momento:

#1 El objetivo es rendir una buena prueba, después podrá preocuparse de qué va a estudiar. En nuestra experiencia hemos visto muchos estudiantes que se enfocan en que estudiar, más que en rendir una buena prueba, pero hoy existen diferentes caminos que te pueden llevar a ese futuro esperado, y las oportunidades de éxito no solo están en lo tradicional. Hoy existen alternativas amplias para estudiar buenas carreras y especializarte en áreas valoradas por el mercado, como es el caso del Instituto Subercaseaux, es elegido por más de 1900 alumnos anualmente por su especialidad en áreas financieras y su compromiso con la empleabilidad de sus egresados.

#2 Enfocarse en lo que sí puedes hacer, lo que no se hizo quedó atrás. En nuestra experiencia vemos que muchos estudiantes en enero o febrero llegan junto a sus padres para matricularse y escuchamos frases como “no se puso las pilas cuando debió hacerlo”, la verdad es que a esta altura pensar en lo que no se hiso solo inmoviliza, y lo que debes hacer es pensar en donde están tus fortalezas y entrenar esas áreas, hacer ensayos respondiendo esas preguntas y conocimientos, para asegurar puntajes en lo que si sabes hacer.

#3 No dejes de lado actividades más recreativas, juntarse a conversar con los amigos, hacer un poco de deporte. La mente con el deporte y actividades recreativas se desbloquea, bajan los niveles de estrés, júntate con amigos y evita conversaciones acerca del futuro, que vas a estudiar, si estas o no preparado(a) la idea es distraerte, no angustiarte aún más. Cuidarte de esos estímulos depende de ti.

#4 En la prueba de matemática comienza por las preguntas de contenidos más dominados por ti. Considerando que hay dos minutos para responder cada pregunta, al comenzar más fluido vas ahorrando tiempo y ganando confianza para las preguntas que cuestan más.Lee con cuidado, en los problemas la comprensión lectora es clave, respeta la puntuación de las frases que cambian el sentido y las operaciones que debes realizar.

#5 Dejalos problemas matemáticos largos para el final, los problemas de aplicación son una parte importante de la prueba, enfrentarlos de manera tranquila es vital. No te apresures, revisa primero en tu cabeza que herramientas tienes para enfrentar el problema, piensa en los pasos que debes hacer para realizarlo y después hazlo, tratar de enfrentarlos inmediatamente puede inducir a errores.

#6 Traspasar las alternativas a la hoja de respuestas pregunta a pregunta, no hacerlo al final del test. Esta recomendación es clave puesto que en este punto no puedes equivocarte, por lo tanto, lo más fácil para no confundirse es marcar una a una, si piensas que te va a alcanzar el tiempo para revisar toda la prueba estas en un error, por lo tanto, hay que asegurarse con lo que uno sabe y marcarlo.

#7 Subrayar el enunciado de la pregunta, sobre todo cuando se pide buscar la alternativa falsa, el cerebro está acostumbrado a encontrar las alternativas verdaderas, lo que puede inducir errores, antes de responder relee la pregunta para saber si preguntan por lo contrario o si necesitas operar la respuesta antes de seleccionar la alternativa.

#8 En la prueba de Lenguaje, revisa completamente la prueba antes de contestar. Es clave en esta prueba saber cuántos textos hay, de que tipo y extensión. Esta prueba no es de una extensión fija, y quedarse sin tiempo es muy fácil, sobre todo si no has practicado la lectura comprensiva en velocidad. (el promedio es de 250 a 300 palabras por minuto)

#9 NO contestar de una sola vez la sección de comprensión de lectura, por su extensión y complejidad. Tratar de enfrentar la parte de comprensión lectora de una sola vez es extenuante y por lo tanto se recomienda intercalarlo con otras preguntas de menor nivel de complejidad, por ejemplo, las de plan de redacción, que es una sección que no tiene un alto grado de dificultad y la estrategia para responder estas preguntas para por una buena capacidad de síntesis y orden de esas ideas.

#10 Aliméntate de manera saludable desde ya!, mejora tus hábitos alimentarios, los alimentos que ingerimos pueden ayudar o perjudicar la salud cognitiva de las personas y pueden tener un impacto en nuestra capacidad para recordar. Por ejemplo, nueces y avellanas mejoran la salud cognitiva, salmón y su omega-3 fortalecen la memoria, los antioxidantes del aceite de oliva mejora el aprendizaje. Investiga un poco, y pon en práctica estos hábitos ¡aún estas a Tiempo!